Un ad blocker es un bloqueador de publicidad de la web. Y sí, como lo lees. Aunque resulte difícil de creer, ya que Google obtiene muchos ingresos mediante los anuncios que se publicitan en el navegador web, parece que es cuestión de semanas para que un ad blocker creado por Chrome se ponga en práctica. Así lo confirma The Wall Street Journal, que añade que también estaría activado por defecto tanto para ordenador como para Android.

Chrome solo bloqueará los anuncios “inaceptables”

Este, no bloqueará todos los anuncios existentes en la web, sino aquellos “inaceptables” que perjudican la experiencia de los usuarios de Internet. Considerados como tales, encontramos los vídeos que se reproducen de manera automática con alto volumen, aquellos anuncios que ocupan toda la pantalla o que cuenten con un temporizador de cuenta regresiva, entre otros.

Esta decisión, por supuesto, es justificada ya que Chrome seguirá emitiendo publicidad, tanto propia como de otros anunciantes, siempre que no resulte intrusiva y no empeore la experiencia del usuario en la web. Por lo que con la nueva actualización, Chrome espera hacer frente a ad blockers de terceros que bloquean el 100% de la publicidad, para que así no se vea disminuida la visualización de sus propios anuncios y entrar de mejor forma en el mercado.

Además, se podría llegar a bloquear todos los anuncios de una web si esta no ha tenido en cuenta los estándares de lo que Chrome considera “inaceptable”, a modo de penalización.

¿Está usando Google Chrome una estrategia de Inbound Marketing?

Aunque de primeras Chrome no bloquee todos los anuncios, es curioso ver como esta gran compañía se empieza a preocupar por el usuario y por su bienestar en la web al definir, según sus criterios, qué es un anuncio molesto.

Google no quiere molestar a sus usuarios y está claro que la publicidad intrusiva lo hace. Parece que el navegador web se está dando cuenta de los beneficios que puede traer no invadir a tu buyer persona, sino atraerlo mediante contenido de su interés. Y sin duda, estarás de acuerdo conmigo en que el bloqueo de los anuncios que nos saturan día a día es interesante.

El Inbound Marketing o Marketing de Atracción genera valor a la marca atrayendo a los usuarios y no buscándolos mediante publicidad invasiva, como haría el Marketing Tradicional o Outbound Marketing. Se trata de ofrecer contenido de calidad, cualificar a los usuarios y relacionarse con los mismos para conseguir un compromiso con la marca y llegar a convertirlos en clientes.

Sin duda, creo que el caso de Chrome es el de otra empresa que se ha sumado a esta estrategia del marketing digital. Y que un gigante como Google lo haga, no es más que otra prueba de que el Inbound Marketing resulte beneficioso y un aliciente más para que todas las empresas lo practiquen. Y tú, ¿estás de acuerdo? ¿Crees que hay una tendencia que huye de la publicidad intrusiva? Me encantará saber tu opinión.

Te puede interesar...